miércoles, 29 de agosto de 2012

No es nada personal



En esas noches en las que las luces sobraban y la única candela era la conversación, aprendí a conocer a Miuler, con quien en incontables ocasiones he reído mucho y eso es suficiente para asentar una gran amistad.

De eso se trata este libro. De la experiencia de vivir mal en los ojos de muchos y vivir bien en el espíritu de otros. De recuerdos y remordimientos, de impulsivas frases que no guardan respetos por primeros ni terceros (menos por primeros que por terceros). De eso se trata vivir con intensidad, en medio del bullicio inmejorable de Tarapoto, en el escenario en donde los hombrecitos blancos de frac, se convierten en seres de oscuridad pasadas las horas, en esa calle surrealista que tanto ha acompañado nuestras inveteranías, entre esas duras piedras de la experiencia que han servido para formarlo como un incomprensible idiota que escribe cosas que otros odian.

No busque en este libro, amigo lector, un ánimo de agradar su paladar hambriento de versos altisonantes y bonachones. Usted encontrará todo lo contrario. Aquí se desnuda un espíritu con máscaras de cordura, un indestructible ánimo de venganza frente un destino quejado, es decir, una de esa cosas que en Tarapoto nunca se han escrito. También es patético. Orgullosamente patético. Y es que hasta a los que persiguen el placer para olvidar la vida, a veces se les cruza esa estúpida idea de amar. Este libro, que es un compendio de ideas, no es para usted si es que viene vestido de aprensiones, es para quien camina desnudo de prejuicios. (Lenin Quevedo)



Libro: No es nada personal
Autor: Miuler Vásquez González
Editorial: Centro Cultural Rezistencia



0 comentarios:

Publicar un comentario