jueves, 27 de septiembre de 2012

Cuando todo acabe


Para mi padre


Cuando todo acabe,
ya no estarás triste.

Llegaré a ti, y entonces,
sabrás que todo está bien,
y que el mundo sigue igual,
como lo dejaste.

Sabrás,
que quienes te han querido
no han dejado de hacerlo,
porque te recuerdan,
y mucho.

No me verás llorar,
¡llanto, no!, ¡alegría!,
y mis manos,
que tantas veces,
han querido tocarte,
esta vez, al fin,
se posarán en tu rostro.

Luego hablaremos.
Tantas cosas tengo que decirte,
que acaso no nos alcance el infinito tiempo.
Pero que no nos importe,
que la eternidad sea nuestra cómplice,
y que cuando cerremos los ojos,
podamos seguir viéndonos…

Cuando todo acabe,
Tampoco yo estaré triste…

                                           (  M.V.)

0 comentarios:

Publicar un comentario