jueves, 25 de octubre de 2012

Publicaciones: Gritos del bosque y otros versos


Autor: Darwin Córdova Vásquez

Cuando las letras y los sonidos se enmarañan en el gran tejido verde de la vida, en nuestra mágica selva, se convierten en icaros, finas notas con alas doradas que navegan por los cuatro vientos ancestrales, convocando sueños magistrales que apaciguan las almas. 

En el gran libro de la selva, las milenarias plantas nos ceden sus hojas, y las aromáticas resinas con esencias multicolores dan sinuosas formas a las espontáneas plegarias que nacen desde el corazón; las hojarascas compaginan realidades y hechos sobrenaturales en el pueblo y el bosque, en un mismo plano astral. Las colectividades se armonizan en un místico lazo y, en amigable convivencia, el hombre junto al shapingo y la sachamama sintonizan brindando con la fresca savia de plantas maestras, elixir de vida, desde las caprichosas copas de añejos árboles, tratando de conservar los bejucos que nuestros ancestros por milenios protegieron, y que hoy, han sido debilitados, que todavía los unen, pero que nunca deben romperse.

Entonces, las hechizadas letras se convierten en sagrados cantos, y éstos, en finos dardos que entibian almas. Sentimientos entreverados, como el dolor, la tristeza, la alegría, el rencor, la indiferencia, la pasión… la vida misma, encuentran su sentido y espacio entre rayos de luz en "Gritos del bosque y otros versos", porque en nuestra enigmática selva, hay que ver, "no sólo mirar"; oír, "no sólo escuchar"; conversar, "no sólo hablar"; caminar, "no sólo pasar"; sentir, "no sólo razonar"; vivir, "no sólo existir"… y cuando nuestras mentes hayan despertado, la sabiduría fluirá para ser compartida y, volverá la armonía colectiva de siempre. 

(El autor) //

0 comentarios:

Publicar un comentario