jueves, 25 de octubre de 2012

Versos: del libro Gritos del bosque


Autor: Darwin Córdova Vásquez. (Tarapoto, 1981) Parte de REZISTENCIA. En el 2011 ganó el concurso literario "Nuestra Palabra" con su poemario "Gritos del bosque y otros versos".

Los siguientes poemas, han sido extraídos del libro "Gritos del bosque y otros versos", del autor sanmartinense Darwin Córdova Vásquez

Región San Martín 

Tiempos remotos, siglos de gloria,
ancestrales culturas forjaron tu historia,
riquezas extensas, tan majestuosas,
afirman lo bello de nuestra tierra.

San Martín, maravillosa región,
de gente amable y noble corazón,
bastión de hombres emprendedores,
orgullosos de servir y representar al Perú.

De tus bosques la brisa de sus voces,
de ellas, sus mágicos cantos,
generosas tus diez nobles provincias
que alegres se yerguen de encanto.

Selva tropical, paraíso terrenal,
exuberante lugar en el reino del sol,
tus bosques prodigiosos, tu gran riqueza…
herencia para el mundo por excelencia.


Mi abuelo

Tus palabras, tus consejos,
eran sabias y alimento,
tu verdad era franca
hasta ahora lo recuerdo.

Cuando niño me diste aliento,
al ser joven más consejos,
cuando grande me dejaste
para irte al sagrado cielo.

Tus ojitos aún brillaban,
tus latidos eran lentos,
con palabras presagiabas
un futuro sin lamentos.

Un buen día y con risas
recordabas mi infancia,
siempre estabas a mi lado
en las buenas y en las malas.

Mil historias y hazañas
con entusiasmo relatabas,
siempre fuiste buen ejemplo
¡un auténtico héroe, eres abuelo!
Un amigo verdadero
que me cuida desde el cielo,
fiel mantengo tus consejos
y rezo siempre por tu alma…


Mendigando cariño

Como un perro sin dueño,
como una noche sin luna,
como un cielo sin nubes,
te vi mendigando cariño…

Como un árbol sin bosque,
como un florero sin rosas,
como un corazón sin latido,
te vi mendigando cariño…

Como un escritor sin lectores,
como un día sin sol,
como un ser oprimido,
te vi mendigando cariño…


Vuela palomita

Vuela, vuela, vuela,
misteriosa palomita,
llévame en tus alas
por arriba, muy arriba.
Surcaremos los aires,
tocaremos las nubes
y al pasar por la luna,
juntaremos estrellas.
Alegres volaremos,
misteriosa palomita,
conociendo el mundo
desde arriba, muy arriba.

Y cuando quieras irte,
no lo impediré
y sola volarás
por arriba, muy arriba.

0 comentarios:

Publicar un comentario