jueves, 13 de diciembre de 2012

Comentario: No es nada personal




Miuler Vásquez ha escrito un libro de textos edificantes. Cada una de sus historias no sólo cuenta una historia, sino que apiñadas componen un eco borgiano con el aliento nativo de las montañas. La primera sección del libro, “De conceptos y desánimos”, integra cuatro cuentos breves que nos demuestran el rigor literario de su autor por la palabra justa y la historia bien labrada. La segunda parte, “De misivas y respuestas”, son, naturalmente, cartas (en total diez) que son una extensión de sus textos narrativos pero también el preludio de sus versos amorosos (o su contrario), los que componen finalmente la tercera parte del libro, “De versos y desencuentros”, y que nos da cuenta de la pasión de su autor por la poesía y por el amor que lo impregna. Este libro está cargado de reflexiones, de historias y de atmósferas, y por supuesto del temperamento inquieto de su autor, cuyo dominio de la palabra se ajusta a la sentencia que trae consigo el viento de oriente: en la brevedad está el mundo.
           
(Ronald Arquíñigo Vidal)//

0 comentarios:

Publicar un comentario