martes, 11 de diciembre de 2012

Editorial: Bram Stoker


A mediados del siglo XV (1456-1462) Vlad Tepes "El empalador", príncipe de Valaquia, hoy la actual Rumanía, aterrorizó a un territorio completo por sus formas ortodoxas de hacer la guerra: a sus enemigos los empalaba por el ano. En 1897, el irlandés Abraham Stoker se basó en este personaje histórico, para construir su novela más trascendente, "Drácula", cuyo argumento dio origen al vampiro más famoso de la historia. Si bien Stoker escribió otra novela acerca de vampiros, titulada "La dama del sudario", probablemente inspirada en una mujer que se bañaba con la sangre de sus doncellas, en "Drácula" no solo está el personaje más difundido de su producción, sino que esta novela representa un trabajo literario e intelectual bastante elaborado, tanto en las formas, los conceptos, la tradición y el apego a lo siniestro. También es una historia de amor, elegante, perecedera, que sitúa a este sentimiento por sobre todas las cosas, incluyendo a la muerte. Esta semana, el día 8 de noviembre, celebramos el nacimiento del autor de este gran libro, quien acabara su existencia a principios del siglo XX (1912), a sus 64 años de edad, tras contraer una enfermedad incurable en aquellos tiempos, propia de los bohemios de entonces. Por fortuna, en la actualidad, Drácula y otros trabajos de este insigne personaje, se pueden conseguir en muchos sitios webs, incluyendo el nuestro, así que la ocasión es propicia para quienes todavía no los han leído.   

//El director.// 

0 comentarios:

Publicar un comentario