martes, 11 de diciembre de 2012

Jerga: Choro


Jerga  insertada  en nuestro argot, según los viejos amigos, aproximadamente  desde los inicios de la década del sesenta  del siglo pasado, cuyo significado  es ladrón.

Este término aludía a los ladronzuelos de la calle que arranchaban carteras o sustraían dinero de los bolsillos  con tal habilidad que la víctima no sentía; se daba cuenta cuando el hecho ya estaba consumado.  

 Indagando entre los octogenarios costeños, la hipótesis más acertada sobre su origen está en la palabra chorro. Las víctimas de estos reprochables actos, manifestaban que su dinero se ha chorreado; alguien lo chorreó o lo hizo chorrear de sus bolsillos o carteras. Por lo que los actores de tales hechos, utilizaron el verbo "chorrear" para ejecutar reprobables diligencias; luego,  considerando que esa palabra era  muy  ruidosa, la modificaron dándole fonéticamente  un sonido más "agradable" a los oídos: chorear, que significa robar. 

Hoy nuestro país está lleno de choros. Choros de arriba, choros de abajo; Choros independientes, choros organizados; Choros iletrados, choros letrados y cibernéticos; choros civiles y  uniformados; choros en curules, en gabinetes y en sillones presidenciales.  
          (  Lucio Córdova)//

0 comentarios:

Publicar un comentario