lunes, 24 de diciembre de 2012

Jonh Kennedy Toole


Una de las novelas que conmocionó mi patética y tranquila existencia, fue "La conjura de los necios", de un escritor norteamericano con nombre de presidente: John Kennedy. La ironía y el sarcasmo que encontré en sus páginas, desbaratan el convencionalismo de toda ciudad sumida en reglas; pero no hay caos, ni represión: únicamente están los hechos tan patéticamente vistos por la idiosincrasia, orientados a la consumación de lo rutinario, empalmados en Ignatius Reilly, el héroe de esta historia. Kennedy Toole murió asfixiado por el carbono vaporizado del su auto: se suicidó; sin embargo, el legado de sus letras ha marcado un hito en la literatura americana, en los años 80, tras la publicación póstuma de su libro. Su madre hizo hasta lo imposible para que una editorial lo publicara, entonces el éxito fue rotundo. No en muchos lugares, hoy se puede conseguir el libro impreso; no obstante, en digital, pueden descargarlo de la siguiente página: librostauro.com.ar. ¡No se arrepentirán!

//El director.//

0 comentarios:

Publicar un comentario