lunes, 24 de diciembre de 2012


John Kennedy Toole nace en Nueva Orleans - Luisiana, el 17 de diciembre de 1937 y fallece en Biloxi - Missisipi el 26 de marzo de 1969. 

Toole sobrellevó su infancia agobiado por la sobreprotección de su madre, Thelma Ducoing Toole, quien se excedía con las prohibiciones y no le permitía socializarse del todo; pero, pese a eso, fue un estudiante con calificaciones altas, mérito que le permitió graduarse en la Universidad de Tulane, en la especialidad de Lengua Inglesa. La maestría, completa, y el doctorado, inconcluso, los estudió en la Universidad de Columbia; tras este tiempo, entrecortado por espacios que los dedicó como profesor, finalmente se unió a las filas del ejército de los Estados Unidos, en donde, durante dos años, en Puerto Rico, se dedicó a la enseñanza del inglés a los reclutas de habla hispana. Corría el año 1961. 

Transcurrido el tiempo del ejército, Toole regresó a su ciudad de origen. Ya para entonces su novela "La conjura de los necios" había sido planificada y escrita casi en su totalidad. Tras su vuelta comenzó a enseñar en el Dominican College. Aquí es donde se compone su trágico final. Toole deambulaba con marcada asiduidad, por el barrio francés, visitando amigos artistas y músicos; al tiempo, su manuscrito llegó a manos de Simon and Schuster, editorial que no se atrevió a publicarlo, aduciendo que el libro "no trataba realmente de nada". La negación sumió en profunda depresión a Toole, lo que le valió el suicidio. 

El 26 de marzo del año 1969, en algún lugar de Nueva Orleans, colocando un lado de una manguera en el tubo de escape de su auto, y el otro en el interior, cerró las ventanillas y se asfixió con el humo. Dejó una nota; pero su madre la destruyó y hasta ahora es un misterio el contenido de la misma. Sus restos fueron sepultados en el cementerio de Greenwood, en Nueva Orleans.

Para algunos, un factor determinante en la determinación de su autoeliminación, habría sido su homosexualidad. 

Como fuere, "La conjura de los necios", novela que a insistencia de su madre, recibió póstumamente el galardón del Premio Pullitzer en 1981, representa una verdadera obra de arte, tan salida de contexto por la marcada ironía de su personaje principal, Ignatius Reilly, quien resplandece en un mundo incierto, lleno de necios.

Otra libro póstumo, escrito a los 16 años, es "La biblia de neón", novela que marca el inicio de un gran talento. 

(C.T.R.)//

0 comentarios:

Publicar un comentario