domingo, 2 de junio de 2013

Personaje ilustre: HENRIK IBSEN



Escribe: Oswaldo Gonzaga Salazar

HENRIK IBSEN (1828 - 1906)

Reseña biográfica

Nació en Skeen, Noruega. Desde muy joven se dedicó al teatro y al periodismo. No continúo más estudios a pesar de pertenecer a una familia acomodada.

Es considerado como un grade del teatro universal después de Shakespeare y el máximo representante del teatro de tesis que lo hizo celebre en toda Europa despertando encendidas controversias. Es autor de una basta y fecunda producción teatral en la tradición escandinava a lo largo de sus 78 años.

Siempre cultivó el teatro de ideas y abordo fuertes problemas morales, psicológicos y sociales.

Su primera pieza "Catalina" en 1985 fue estrenada con éxito.

Fue director del teatro Oslo.

Pronto se hizo conocido y famoso; y viajó por toda Europa.

Radicó 4 años en Italia, allí representó sus primeras obras que lo encumbraron. Siguieron sus representaciones en Alemania (desde Munich). En su etapa más importante y fecunda tuvo como temas la denuncia de los males de la sociedad y la crítica severa a la inmoralidad proveniente del Capitalismo.

OBRAS: 
 "Casa de muñecas", " Brand", " Peer Gunt", " Un amigo del pueblo", " Hadda Gabler", "Espectros", "Pilares de la sociedad", " Gabriel Borkman", "Cuando despertamos los muertos", " La dama del Mar", " El pato silvestre", " Los guerreros de Helgeland", "Los pretendientes de la Corona".


Análisis e interpretación literaria de «CASA DE MUÑECAS»

Esta obra que en su tiempo produjo un enorme revuelo y controversia en toda Europa, se estrenó en toda Italia (1897); es considerada como la más representativa del arte teatral de Ibsen. Aborda el problema de la mujer en el matrimonio y la historia de su emancipación. Los perjuicios de la sociedad de este entonces la limitaban a su situación conyugal circunscribiéndola solo a lo hogareño y las labores domésticas. Nora no se resigna y decide participar ayudando a su esposo Helmer en el mal que lo aquejaba. Temerariamente falsifica la firma de su padre y consigue un préstamo para ayudarlo, sintiéndose orgullosa de estar cumpliendo con su deber de mujer y esposa. Las cosas toman un tinte trágico cuando el prestamista presiona y chantajea a Nora, amenazándola con contárselo todo a su marido si ella no lo convence para que le den un puesto clave en el banco donde Helmer tiene gran responsabilidad como alto empleado. Cuando se entera, la insulta, la ofende, preocupándose solo por su propia honorabilidad. Comprende entonces Nora, dolorosamente, el carácter egoísta y mezquino de su esposo. Para entonces el prestamista se retracta de sus malas intenciones y desaparece el peligro; pero ya para Nora totalmente decepcionada, será Helmer un total desconocido. Nora abandona a su familia, incluso a sus hijos: había vivido falsamente en un hogar burgués, en una "casa de muñecas" durante varios años. En adelante seguirá sola buscando su destino.




Mucho se ha confundido la tesis y el mensaje en esta obra; fue tomada por algunos grupos interesados como defensa de un feminismo que sostenía la igualdad social de la mujer y renegaba del matrimonio. Nada más alejado de las intenciones del autor. Ibsen, en cambio, pretendía mostrar la falsedad de la vida conyugal que no se basa en la comprensión equilibrada y el mutuo respeto, que es quizás, lo que más se acerca a la palabra amor, base de la institución matrimonial.//



0 comentarios:

Publicar un comentario