domingo, 2 de junio de 2013

Peruano ilustre: César Vallejo

 
 


CONVERSAR CON VALLEJO, a 75 años de su muerte. 

Por Roldán del Águila García

"Y si después de tantas palabras, no sobrevive la palabra" César Vallejo

Cada vez que pienso en ti, César Abraham Vallejo Mendoza, no puedo dejar de acudir a una de tus obras, a cualquiera, ya sea poética, narrativa, dramática, periodística, ensayística o epistolar. Y, en cada una de ellas te encuentro redivivo, palingenésico. Sí, te veo vivo, renacido. Los hindúes dicen que: "hay tres formas de no morir: tener un hijo, sembrar un árbol y escribir un libro". ¡Y tú que produjiste tantos libros! Desde aquí, hoy, recomiendo a todos los que estén leyendo este simple escrito que si quieren encontrarte para comunicarse contigo que tomen uno de tus escritos.
¡Pueden encontrarte en Internet!

Amigo, para que te contactes y converses con nuestro genial "cholo" santiaguino, peruano, universal César Abraham Vallejo Mendoza, te alcanzo los siguientes títulos de sus obras:

En Poesía: "Los Heraldos Negros", "Trilce", "España, aparta de mí este cáliz" y "Poemas Humanos".

En Narrativa: Cuentos y Relatos ("Paco Yunque", "Sabiduría", "El niño del carrizo", "Viaje alrededor del porvenir", "Los dos soras", "El vencedor", "Escalas Melografiadas; -Cuneiformes: Muro Noroeste, Muro Antártico, Muro Este, Muro Dobleancho, Alféizar, Muro Occidental; -Coro de Vientos: Más allá de la vida y la muerte, Liberación, El Unigénito, Los Caynas, Mirtho, Cera"). Novelas ("Fabla salvaje", "El Tungsteno" y "Hacia el reino de los Sciris").

En Dramática: "Mampar", "Les taupés", "Lock out", "Entre las dos orillas corre el río", "Colacho hermanos o presidentes de América" y "La piedra cansada".

En Periodismo: Un sinnúmero de artículos compilados en: "Vallejo desde Europa. Crónicas y Artículos (1923-1938)", "Obras completas de César Vallejo. Tomo II. Artículos y Crónicas (1918-1939)".

En Ensayo: "El romanticismo en la poesía castellana", "Contra el secreto profesional", "El arte y la revolución", "Rusia en 1931. Reflexiones al pie del Kremlin" y "Rusia ante el segundo plan quinquenal".

En Epistolar: Un total de 285 piezas, en "César Vallejo. Correspondencia completa" (compilación hecha por Jesús Cabel).
César Abraham Vallejo Mendoza, nació un miércoles 16 de marzo de 1892 en Santiago de Chuco-La Libertad-PERÚ y murió, cuando frisaba los 46 años de edad, un viernes 15 de abril de 1938 en París-FRANCIA. Sus huesos se encuentran en el Cementerio de Montparnasse desde 1970; pues 32 años (período 1938-1970) estuvieron en el de Montrouge. Lleva en su lápida, este epitafio, escrito por su esposa Georgette Marie Philippart Travers: "HE NEVADO TANTO PARA QUE DUERMAS".//


 
 


Poemas de Vallejo

AVESTRUZ

Melancolía, saca tu dulce pico ya;
no cebes tus ayunos en mis trigos de luz.
Melancolía, basta! Cuál beben tus puñales
la sangre que extrajera mi sanguijuela azul!

No acabes el maná de mujer que ha bajado;
yo quiero que de él nazca mañana alguna cruz,
mañana que no tenga yo a quien volver los ojos,
cuando abra su gran O de burla el ataúd.

Mi corazón es tiesto regado de amargura;
hay otros viejos pájaros que pastan dentro de él. . .
Melancolía, deja de secarme la vida,
y desnuda tu labio de mujer...! 

  

EL POETA A SU AMADA

Amada, en esta noche tú te has sacrificado
sobre los dos maderos curvados de mi beso;
y tu pena me ha dicho que Jesús ha llorado,
y que hay un viernesanto más dulce que ese beso.

En esta noche rara que tanto me has mirado,
la Muerte ha estado alegre y ha cantado en su hueso
En esta noche de setiembre se ha oficiado
mi segunda caída y el más humano beso.

Amada, moriremos los dos juntos, muy juntos;
se irá secando a pausas nuestra excelsa amargura;
y habrán tocado a sombra nuestros labios difuntos.
Y ya no habrán reproches en tus ojos benditos;
ni volveré a ofenderte. Y en una sepultura
los dos nos dormiremos, como dos hermanitos.


LA CENA MISERABLE

Hasta cuándo estaremos esperando lo que
no se nos debe... Y en qué recodo estiraremos
nuestra pobre rodilla para siempre! Hasta cuándo
la cruz que nos alienta no detendrá sus remos.

Hasta cuándo la Duda nos brindará blasones
por haber padecido!...
Ya nos hemos sentado
mucho a la mesa, con la amargura de un niño
que a media noche, llora de hambre, desvelado...

Y cuándo nos veremos con los demás, al borde
de una mañana eterna, desayunados todos!
Hasta cuándo este valle de lágrimas, a donde
yo nunca dije que me trajeran.
               De codos
todo bañado en llanto, repito cabizbajo
y vencido: hasta cuándo la cena durará.

Hay alguien que ha bebido mucho, y se burla,
y acerca y aleja de nosotros, como negra cuchara
de amarga esencia humana, la tumba...
                Y menos sabe
ese oscuro hasta cuándo la cena durará!



A MI HERMANO MIGUEL
In memoriam

HERMANO, hoy estoy en el poyo de la casa.
Donde nos haces una falta sin fondo¡
Me acuerdo que jugábamos esta hora, y que mamá
nos acariciaba: "Pero, hijos..."

Ahora yo me escondo,
como antes, todas estas oraciones
vespertinas, y espero que tú no des conmigo.
Por la sala, el zaguán, los corredores.
Después, te ocultas tú, y yo no doy contigo.
Me acuerdo que nos hacíamos llorar,
hermano, en aquel juego. 

Miguel, tú te escondiste
una noche de agosto, al alborear; ,
pero, en vez de ocultarte riendo, estabas triste.
Y tu gemelo corazón de esas tardes
extintas se ha aburrido de no encontrarte. Y ya
cae sombra en el alma.

Oye, hermano, no tardes
en salir. Bueno? Puede inquietarse mamá. //

0 comentarios:

Publicar un comentario