viernes, 26 de julio de 2013

Apuntes / Ensayos

 
 

La conciencia social en el Perú
Daphne Viena Oliveira

Conciencia del latín cum scienfía (con conocimient), se define  como el conocimiento que el sujeto sabe de sí mismo y de su entorno. Es decir, el entendimiento que el ser humano tiene de su propia existencia lo cual  le posibilita  enjuiciar sus acciones entre buenas y malas. Entonces, para tener conciencia se necesita de una inteligencia que juzgue, y un conocimiento previo que sea la base en que se apoya este juicio moral. 

Tener conciencia social es estar conciente de lo que sucede con las personas que viven en la comunidad y cómo el entorno puede beneficiarlas o perjudicarlas. Esto posibilita diferenciar lo que es bueno de lo que es malo para una comunidad. Al realizar correctamente esta función  mental se estará ejecutando acertadamente el instinto de protección. La racionalización del ser humano le permite poseer la capacidad cooperativa logrando de esta manera desarrollar una  inteligencia social.

El instinto de protección es el resultado de una función mental que poseen todos los seres humanos que no se encuentran en un estado patológico de ninguna índole que pueda impedirles diferenciar lo bueno de lo malo; sin embargo, nuestros gobernantes han demostrado a través de los años no haberse dado cuenta de ello y han caído en un proceso de errores constantes que desdicen su responsabilidad frente a la nación que le concedió su confianza. 

Hechos como la entrega de  tierras fronterizas a países extranjeros (Colombia, Brasil, Ecuador; a Chile, mar y tierra de nuestro Perú), la entrega en "concesiones" de las tierras y los ríos amazónicos sin consulta a la población, la matanza en las prisiones del Frontón y Lurigancho, la orden de desalojo que provocó la matanza entre peruanos en la localidad de Bagua, los casos de lesa humanidad que fueron ordenados desde palacio con premeditación y alevosía; añadido a esto, la creación sistemática de una cultura corrupta sostenida en las altas esferas del poder, que ahora se practica como una acción común que transgrede las normas de los valores morales de los seres humanos que habitamos en este país; es la herencia no apreciada que muestra la falta de inteligencia social de los gobiernos en toda la historia de la república.

Algunas autoridades, organizaciones no gubernamentales, universidades, ministerios, etc. dirán que se han realizado proyectos en los que se han planteado objetivos con metas y con exorbitantes presupuestos para erradicar la pobreza y la desnutrición. Es posible, pero todos sin éxito, sino, ya no existieran niños desnutridos y el aumento de la población alcohólica en todos los niveles, en todos los pueblos de San Martín y en el país; situación alarmante ésta que no está siendo considerada como un problema que impide la producción intelectual con sabiduría y conciencia social, es posible también que este hecho sea el causante de que no se formen líderes con visiones originarias para solucionar los problemas sociales del país. //

0 comentarios:

Publicar un comentario