miércoles, 25 de febrero de 2015

El parque de fabulinka



¡Hola ñañitos y ñañitas de 2 a 100 años de edad! Les quiero contar que el otro día, encontré a una niña llorando… le pregunté su nombre y me dijo “Charito”,  ¿por qué lloras?, le pregunté y ella me dijo: “Es que mi papá toma mucho y cuando está así, grita como loco, me da miedo y me escondo bajo la cama”. “Ah caray, entonces voy a hacer funcionar, no mi chipote chillón como el Chapulín Colorado si no, mi Chicote Fabu-cantor”. Otro ñañito me escuchó, se acercó y me dijo: “También cántele a mi papá Fabulinka, mi papá se llama Augusto y cuando está borracho, yo me asusto”. Otra vocesita, se expresó así: “Cuando llega mi apá, boracho discute con mi amá y ahí se arma la pelea, bien fea, también yo me asuto”. Y una vecinita, que se llama Shana, me habló despacito: “Mi papi a veces maneja mototaxi mareado y eso está mal, algo le puede pasar, ¿no Fabulinka?”. Claro, claro, -respondí- ufff entonces fuerte he de cantar y ustedes me han de ayudar eh:

PAPÁ, NO MANEJES BORRACHO


Papá, no manejes borracho
sino Diosito va a darte un cocacho
Cuando vayas a trabajar
no te olvides, ¡te espero papá!
/con cuidado ve por la carretera
no compitas no hagas carrera.
Cuando salgas de trabajar
por favor, ¡no tomes papá!
/te queremos en casa sanito
no queremos verte enfermito.

-Papá, ya no seas borracho
     porque si te pasa algo… ¡snif!
     ¿quién me invitará… ¡mi tacacho!?...
   (Del cd. FABULINKA 5)

Ya ve señor, no haga sufrir a su ñañito o ñañita; y no maneje si bebe, o… ¿acaso usted es un bebe?... ¿por qué prefiere el vaso y toma hasta con el gallinazo?... Psssttt canta esta canción (si lo crees adecuado) cambiando la letra, en vez de “manejes”, puedes usar “camines”. (Pueden apreciar la canción en youtube). Y ahora, una fábula:  


UN CORDERO AL QUE LE GUSTABA CHATEAR

Había una vez un cordero que le gustaba chatear
y por eso cuando sus padres salían a trabajar,
él con uno y otro conversaba vía virtual
sin saber que podían ocasionarle algún mal.
Así, cierta vez se puso a chatear con quien le dijo:
“Te felicito amigo cordero, sé que tú eres el primero,
que en la escuela no hay nadie como tu tan inteligente;
yo también soy un cordero, pero no como tú, tan valiente…

A este cordero le llamó la atención
que otro cordero sienta por el admiración;
entonces, se hizo amigo de esa afectuosa voz
que adulaba y adulaba, en una y otra ocasión.
Así, al cabo de algunos meses de conversación
aquella voz, le pidió reunirse en la plaza mayor;
al cordero no le causó extrañeza tal petición
ya que el también ansiaba, conocerlo mejor.

Fue así que un día mientras sus padres no estaban
salió de casa a reunirse, con quien por internet chateaba;
sin saber que un zorro con falsa voz de cordero
lo esperaba en la plaza, ¡para comérselo entero!

Ten cuidado cuando chateas
porque tu vida… ¡puede volverse fea!
                 
(Del libro: Fábulas que hacen Cosquillas)

Y para terminar,
un poema regionalista:
                                     
LA VEGETARIANA

¡Ya vuelta cho!
… dicen que la piraña
se ha vuelto vegetariana
y no quiere ni ver
a la rica huangana.

¿Será cierto, será cierto?
preguntó el cocodrilo Alberto
¡claro que es cierto!,
afirmó el camaleón:
“acaso así también no cambian
algunos hombres su condición”

(del libro “Canto de Loritos”)

0 comentarios:

Publicar un comentario