lunes, 23 de febrero de 2015

Jerga: Cana

CANA


En este caso, el presente significante,  no tiene nada que ver con los tiernos hilos de plata  de la cabeza  la abuelita. Los expertos en fabricar  jergas han creado un homónimo del mismo, (cana) cuyo significado es cárcel.
 El término cárcel,  lugar de encierro por tal o cual delito, nos trae sentimientos colaterales de desgracia, tristeza, compasión. Quizás por ello la masa popular ha tratado de camuflar el término en la forma; aunque en el fondo siga siendo lo mismo.
Inicialmente, lo sustituyeron  por canasta: fulano fue llevado a la canasta por estafador; por no decir cárcel.
Con el correr del tiempo la palabra fue apocopada, quedando en forma definitiva en cana: zutano está en la cana por ladrón.
Estableciendo de esta manera un término más para el argot criollo.
Los choros de cuello y corbata no están en cana; en cambio los pobres, por delitos menores, inmediatamente son encanados.  
Doña justicia está ciega coja y muda. Hay peces gordos con muchos millones en la lavandería, muy libres, que en vez de estar en cana,  muy campantes se van  de Punta Sal a Cabana.

0 comentarios:

Publicar un comentario