martes, 24 de febrero de 2015

Libros: Bonsái

Emilia y Julio: la soledad atrapada en un bonsái

Escribe: Juan Rodríguez Pérez

Alejandro Zambra, un autor desconocido en nuestro medio, ha escrito un libro titulado “Bonsái” (Editorial Anagrama S.A., 2006) del cual se sabe poco. Es un libro de 84 páginas que cuenta una historia de amor no convencional donde los protagonistas, Julio y Emilia, estudiantes de literatura, viven un romance que los lleva a límites insospechados, se mienten mutuamente porque así les resulta más llevadera la relación. Ambos son cómplices de sus propias mentiras que les brinda satisfacción plena. Por esas cosas del destino Emilia se va a España y Julio se queda a vivir su soledad. Es en esas circunstancias que extrañando la relación que mantuvo con Emilia y que leyendo a Macedonio Fernández descubren “Tantalia”, una historia de amor de una pareja que compra una plantita para cuidarla y que si se muere es porque muere el amor que los unió. La separación de Emilia permite a Julio dedicarse a cuidar de un bonsái, recordando a la mujer que se fue y que perdió, porque la muerte de Emilia es una cosa inevitable contada por el autor desde el comienzo del libro.
Una pequeña joya que no permite clasificación: si es novela corta o un cuento largo, pero la forma cómo está escrito a manera de un resumen, como dándonos a conocer los pormenores de los protagonistas en pequeños detalles que el lector irá asimilando a medida que avanza en la lectura. Pero también hay que recordar que el final está dicho desde la primera línea: Al final ella se muere y él se queda solo. Y los lectores no harán más que preguntarse ¿y por qué pasó esto? Por momentos nos hace recordar a Sábato en su libro “El túnel” donde la historia está dicha desde el primer capítulo, pero eso no impide que sigamos con el desarrollo de la historia hasta llegar al final del libro. Lo mismo podría decirse de Crónica de una muerte anunciada donde el final está dicho en el mismo título. Es decir para atrapar al lector solo hay que picarle la curiosidad. Y eso es lo que sucede con Bonsái, porque al darse un romance de película, mencionando autores que no leyeron (Marcel Proust) solamente por sentirse bien, e intentando escapatorias propias de su edad se ven envueltos en agotamientos emocionales, porque Emilia se va y Julio se queda. Ella no sabe lo que busca y él se queda a recordarla. Ella se muere y él se entera mucho tiempo después.
Una historia bien contada, con un estilo directo, bastante poético y sin muchos rodeos. Atractiva desde el comienzo.
Alejandro Zambra es un autor chileno a tomar en cuenta en los próximos años. //

0 comentarios:

Publicar un comentario